El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Menesteroso comunicado de United luego del bochornoso desalojo por la fuerza de un pasajero en uno de sus vuelos

United Airlines quedó muy golpeada después de viralizarse un video que mostraba como retiraban a un pasajero del avión a la rastra ocasionándole pérdida de dos dientes frontales, contusión cerebral y rotura de nariz. En pocas horas el hecho le ocasionó una millonaria pérdida en el valor de la empresa. Ese mismo día las acciones cayeron el 4% y según estimaciones de CNN, tales pérdidas representan casi USD 1.000 millones en el valor de mercado de la compañía.

United con la finalidad de frenar la pérdida económica y el incesante aluvión de críticas implementó una rápida campaña de divulgación en todo el mundo. En la Argentina contrató a la conocida consultora Edelman para difundir los comunicados de su casa matriz en Chicago, Illinois. El primer mensaje a los medios consiste en una escueta esquela menesterosa que en vez de cumplir con el objetivo de informar, deja abierto más interrogantes que respuestas a uno de los hechos, por no decir el más bochornoso, en el trato de una compañía aérea en la historia mundial de la aviación comercial.

Norberto Dupesso
Director de Airport News Ezeiza

Postura de United Airlines con respecto al acuerdo con el Doctor David Dao

CHICAGO, April 27, 2017 – Nos complace informar que United y el Doctor David Dao han llegado a una solución amistosa sobre el desafortunado incidente ocurrido en el vuelo 3411. Esperamos implementar las mejoras que hemos anunciado, lo que pondrá a nuestros clientes en el centro de todo lo que hacemos.

(FIN DEL COMUNICADO)

Información de AP

El año pasado, United Airlines forzó a 3.765 personas a ceder su asiento a cambio de una compensación. En tanto, 62.895 lo aceptaron voluntariamente. Según datos a los que accedió AP, las cifras no son ni muy altas ni muy bajas en comparación con otras aerolíneas.

28 de Abril de 2017.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.