El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Llega el primer avión de Flybondi para volar desde El Palomar

Casi un año después de aquella audiencia pública en la que el Gobierno abrió el mercado aerocomercial, la Argentina empezará 2018 con al menos dos aerolíneas nuevas. Al anuncio de Avianca, que empezará a volar en noviembre, se sumará Flybondi que para esa fecha traerá el primer avión para empezar a volar un mes después.

En Singapur ya se terminó de pintar el primer avión de la empresa que preside Julian Cook. "Alrededor del 15 de noviembre el primer Boeing 787 800 saldrá de Singapur en un vuelo que hará Japón, Alaska y Estados Unidos para empezar a bajar para América latina. Nuestro plan es hacer algunos vuelos comerciales y promocionales en diciembre para largar la operación en enero", dijo Cook.

Antes de fon de año llegará el segundo avión de la compañía de low cost proveniente de Turquía. Entonces, uno se basará en El Palomar y el segundo en Córdoba. El 4 de diciembre, técnicos de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) viajarán a Estambul a realizar una inspección de la aeronave. De ahí en mas, emprenderá el camino a la Argentina.

"Entre marzo y abril llegarán dos más. La idea es terminar 2018 con ocho aviones en El Palomar y dos en Córdoa", confió el CEO de la empresa.

La aerolínea, que sólo comercializará los pasajes por Internet, ya tiene 114 empleados que trabajan en una oficina en Puerto Madero y está a punto de firmar los acuerdos con los principales gremios, entre otros, con los poderosos sindicatos de técnicos (APTA) y de pilotos (APLA), dos organizaciones que se opusieron en aquella audiencia a la llegada no sólo de esta empresa sino de todas las nuevas líneas aéreas con planes de volar en el país. "Estamos muy cerca. Falta la aprobación de nuestro directorio y algunos detalles más. Estamos contentos con la negociación", agregó.

Será entonces, la primera empresa comercial que programe vuelos regulares desde y hacia El Palomar, un aeropuerto militar que sólo despachó vuelos comerciales cuando hubo alguna obra importante en el aeroparque porteño. Justamente, la modalidad en la que se explotará El Palomar es una de las grandes dudas. Según pudo saber La Nacion, la estación no seria explotada por Flybondi, tal había solicitado la empresa. Cook le presentó al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, un plan para construir una nueva terminal de pasajeros, más áreas de estacionamiento a cambio de la explotación por una determinada cantidad de años. El esquema era un sistema de participación pública privada (PPP). Pero las trabas burocráticas para desafectar El Palomar del uso militar que tiene actualmente generó un impedimento a la propuesta.

Además, Aeropuertos Argentina 2000, que tiene la concesión de Aeroparque, Ezeiza y San Fernando, puso algunos reparos respecto de una cláusula de su contrato mediante la cual no puede haber otra estación en el área sin que sea operada por ellos. Entonces, la compañía de Eduardo Eurnekian, ingresó en la negociación sobre El Palomar.

Allí está una de las principales trabas. AA2000 tiene tarifas incompatibles con una operación de low cost. Desde los comestibles para los pasajeros, hasta el estacionamiento más caro de toda el área porteña, los costos que la empresa que dirige Martín Eurnekian se han convertido en un punto clave de la negociación. Obviamente también se discute el valor que tendrán los servicios a las aerolíneas. Todo hace suponer que la concesionaria será parte de la explotación de El Palomar. El Órgano Regulador del Sistema Aeroportuario Argentino (Orsna) es otro de los involucrados en el futuro de estación terminal aérea, al igual que la Fuerza Aérea. Allí está planteada la negociación.

Para empezar a recibir viajeros, se piensa en una estructura provisoria de alrededor de 1000 metros cuadrados, con lo que se podría operar hasta tres vuelos en simultáneo. Después, en seis meses, empezar con la construcción de un edificio principal.

Como toda empresa de low cost, Flybondi tendrá unificada su flota en aviones Boeing 737 800, todos con 189 asientos. Loa pasajes saldrán a la venta según la regulación actual que impide perforar un piso de tarifas establecida por el Estado y que hace las veces de mínimo. Esa regulación establece que hasta 10 días antes de que despegue el avión se podrá comercializar al precio que surja de descantarle un 20% a aquella base. Entonces se podrán conseguir pasajes desde Buenos Aires a Córdoba por alrededor de 600 pesos el tramo y a Puerto Iguazú por alrededor de 800 pesos.

Fuente: lanacion.com.ar

25 de Octubre de 2017.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.