El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
¿Por qué hay un agujero en las ventanillas de los aviones?

Cuando viaja en avión se ha preguntado por su seguridad, más cuando se ha encontrado que la ventana que le tocó estaba rota, y se ha cuestionado: ¿Es seguro viajar con un orificio en la ventana del avión? ¿No irá a entrar aire helado por ahí? y ¿Se despresurizará la cabina por ese agujerito?

Todas las interrogantes tienen una respuesta y simplemente no es posible, porque si se observa con atención, todas las ventanas del avión tienen ese pequeño agujero… y si está allí es por algo.

La existencia de un pequeño orificio en cada ventana del avión tiene una explicación que detallamos:

Cada una de ella está compuesta por tres paneles separados por espacios vacíos entre sí, y están hechos de resina acrílica y sintética muy resistente. El panel externo y central son estructurales y se sellan al fuselaje del avión. El panel interno se monta sobre el revestimiento de la pared de la cabina.

Junto con el panel exterior -que es el encargado de soportar la presión externa- el panel central es el más importante, ya que, cuando el avión despega la presión del aire en cabina empieza a disminuir y, a partir de 3.000 metros no hay suficiente oxígeno para que los pasajeros respiren con normalidad, por lo que es necesario mantener la presión dentro de la cabina.

Y precisamente esta es la función del orificio: regular y equilibrar la presión entre ambos cristales, haciendo que la presión, durante el vuelo, se aplique solo en el panel externo, y en caso de que se rompa este último, contener la despresurización. (Los aviones están preparados para que, por debajo de una presión equivalente a 4.500 m, se activan automáticamente las máscaras de oxígeno).

Además, facilita el paso de humedad entre ambos lados del panel intermedio y evita así que la ventana se empañe o se congele, esto último es muy importante pues se deben evitar fisuras, grietas, arañazos y golpes, ya que esta ventana ayuda a mantener la integridad estructural de todo el avión.

Sabiendo todo esto, el propósito del agujero-respiradero, que se encuentra casi en la parte inferior del panel central, queda claro: sirve como una válvula que permite que la presión del aire de la cabina de pasajeros y la del aire que hay entre el panel externo y el central se equilibren. Este pequeño agujero asegura que la presión de la cabina durante el vuelo se aplique sólo al panel externo, dice Moncur, preservando así el panel central para situaciones de emergencia.

De acuerdo con el manual de mantenimiento del 737, el “diseño con dos paneles y un espacio de aire” también sirve para impedir que el cristal se empañe o se congele —a pesar de las innumerables fotografías que ilustran cómo el montaje se suele empañar y llenar de hielo.

La integridad de la estructura es tan importante que si el panel de en medio se daña, el avión se puede ir a pique. El manual de mantenimiento del 737 advierte, en mayúsculas, que un avión con un panel central agrietado no debe ser presurizado. “LA PRESURIZACIÓN DEL FUSELAJE CON UN PANEL AGRIETADO ES CRÍTICA”, dice el manual, “PORQUE UN ELEMENTO A PRUEBA DE FALLOS HA SIDO ELIMINADO”.

Fuente: debate.com.mx

Ciudad de México, 1 de Septiembre de 2017.-

volver a portada >  

Este pequeño agujero asegura que la presión de la cabina durante el vuelo se aplique sólo al panel externo.

Las ventanas en los aviones protegen la integridad de la estructura del avión

   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.