El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Inauguraron en Aeroparque una nueva Torre de Control

La inauguración de la nueva Torre de Control del Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires significa un avance más que significativo para el fortalecimiento de la seguridad aérea. Con una inversión de 205 millones de pesos el nuevo edificio observatorio está en el piso 11 de la EANA en el sector sur de la estación aérea a 35 metros de altura, mientras que la anterior funcionaba en el techo de una terminal con escasa visibilidad. La nueva cabina vidriada tiene una vista de 360º mientras que en la antigua instalación su visión es muy limitada. Este nuevo equipamiento, significa un salto tecnológico fundamental para optimizar las operaciones de Aeroparque. Es la segunda torre que inaugura el gobierno nacional luego de la de Iguazú; continúan las obras de la nueva torre de Ezeiza (se estima inaugurar a fines de 2018) y el año que viene se hacen a nuevo las de Jujuy, Comodoro y Tucumán como parte de un plan para modernizar la infraestructura en 19 aeropuertos del país.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, fue el encargado de presentar las nuevas instalaciones a la prensa y dar detalles sobre el equipamiento y las mejoras tecnológicas para los controladores. Lo acompañaron Agustín Rodríguez -presidente de la Empresa Argentina de Navegación Aérea-, Patricio Distéfano -presidente del Organismo Reguladores del Sistema Nacional de Aeropuertos-, y autoridades de LATAM, Aerolíneas Argentinas y Andes.

En rigor de verdad, Aeroparque jamas ha tenido una Torre de Control con los estándares internacionales como la inaugurada hoy. Esta es la primera torre de la terminal aeroportuaria metropolitana, la cápsula vidriada que aun oficia (y solo hasta dentro de unos días) de Torre de Control, es en realidad una oficina montada en una terraza, con un complicado acceso y espacio insuficiente para que puedan desempeñarse los controladores. En breve será demolida como parte de una remodelación para ganar estacionamiento de aeronaves.

“Estamos dando un paso más en la Revolución de los aviones, con esta nueva torre que es modelo de lo que van a ser las torres de control en nuestro país con la tecnología moderna que existe a nivel mundial. Queremos que cada vez más gente pueda volar en la argentina y que nuestras provincias estén cada vez más conectadas para poder desarrollarse.” afirmó Guillermo Dietrich.

La nueva torre, que estará 100% operativa a partir de octubre, tiene mayor altura y una visión de 360 grados lo que permite observar las aproximaciones de toda la terminal incluido la vista sobre el Río de la Plata. Se trata además de la primera torre accesible del país que permite el acceso a personas con movilidad reducida.

La construcción cuenta también con una nueva sala de instrucción específica, donde los operadores del servicio aéreo recibirán capacitación continua. Incorpora además altos estándares de seguridad incluyendo un nuevo sistema anti-incendio, salidas de emergencia y un sistema de provisión de energía ininterrumpida.

En cuanto a la nueva tecnología se instaló un Sistema de Gestión de Tránsito Aéreo (Indra) de carácter autónomo que sigue operando en caso de que se interrumpa la conexión y coordinación con el Centro de Control de Área Ezeiza. La inversión incluye también un nuevo sistema digital de carga de datos de todos los vuelos que ingresan y egresan a Aeroparque y que viene a reemplazar el sistema papel. La nueva tecnología reduce la posibilidad de error en la carga de datos y permite acceder en tiempo real a las estadísticas y auditorías. Se trata de tecnología estándar que ya funciona en los principales aeropuertos del mundo; Aeroparque se convierte en el primero de Argentina en emplearla. También la futura nueva torre de control de Ezeiza, hoy en día en ejecución, contará con ella al igual de que las demás torres que se modernicen en el país.

Las obras significaron en total una inversión de 205 millones –entre obras de infraestructura y la nueva tecnología- y forman parte del Plan nacional de modernización de aeropuertos que lleva adelante el Ministerio de Transporte en 19 terminales de todo el país gracias a una inversión total de 23.000 millones. Esta es la segunda torre de control inaugurada, junto con la de Iguazú; continúan las obras en la torre de control de Ezeiza y el año que viene se construirán a nuevo las de Jujuy, Comodoro y Tucumán.

20 de Septiembre de 2017.-

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.