El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   
Gestión de residuos aeroportuarios
La normal operación de los aeropuertos genera residuos de distinta índole, en base a las actividades desarrolladas, entre las cuales cumplen un papel fundamental los servicios brindados por los permisionarios y empresas contratistas.

La gestión de los residuos aeroportuarios desarrollada actualmente en los aeropuertos permite realizar la adecuada recolección, segregación, almacenamiento transitorio, tratamiento y disposición final de los residuos que se generan, conforme la normativa legal vigente, requerimientos de los organismos de control y políticas corporativas.

Los residuos aeroportuarios comprenden todos aquellos residuos orgánicos, inorgánicos y peligrosos que se generan como consecuencia de diversas actividades desarrolladas dentro del ámbito aeroportuario. Se generan principalmente en las distintas áreas que conforman las Terminales, edificios auxiliares, tales como Aeroplantas, Plataforma de Carga, Hangares, zonas industriales, etc. y áreas relacionadas, así como en la Plataforma Comercial y la Plataforma Industrial del aeropuerto.

Entre los principales residuos generados se pueden mencionar los residuos provenientes del exterior producidos en los vuelos denominados de extraña jurisdicción, por ej: restos de comida, envases y empaques, los residuos de barrido y limpieza, líquidos cloacales, entre otros.

Los residuos pueden clasificarse según su origen en los siguientes: industriales, comerciales, de servicios de barrido y limpieza y hospitalarios. Asimismo, debemos considerar aquellos generados a partir de sistemas de tratamiento de efluentes líquidos, denominados lodos.

El manejo de los residuos aeroportuarios comprende la recolección, almacenamiento transitorio, en recipientes correctamente identificados, el transporte y finalmente, la disposición final en un relleno sanitario habilitado o un relleno de seguridad, según corresponda.

Los contenedores para el almacenamiento temporario de residuos, deben estar diferenciados según el tipo de residuo generado, y ubicados en lugares seguros y estratégicos, de manera de recibir los residuos debidamente clasificados, envasados y facilitar su transporte.

Para la recolección y el transporte, se establece una ruta, un horario, las frecuencias y los puntos de recolección, informando dichas disposiciones y futuras modificaciones, revisándolas periódicamente.

Los residuos generados a partir de las distintas actividades desarrolladas en los aeropuertos pueden clasificarse en los siguientes: a) Residuos sólidos urbanos; b) Residuos peligrosos generados por los Permisionarios; c) Residuos Peligrosos generados por el Concesionario; d) Residuos generados por las Líneas Aéreas (residuos peligrosos y residuos de catering).

Fuente: Boletin de Seguridad Aeroportuaria , AA2000.

 

volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.