El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
   

Inauguran en Alemania un vuelo para nudistas

Volar en cueros, sin un hilo encima, es la oferta más buscada del espacio aéreo alemán. Su artífice es el dueño de una agencia de viajes modesta, abierta hace un par de semanas, cuya oferta de lanzamiento en Internet fue en un vuelo para nudistas a la isla preferida de los alemanes en el Báltico, Usedom. Las 50 plazas del vuelo inaugural quedaron agotadas en pocos días y el teléfono de la agencia colapsó.

"Estoy desbordado. Nunca esperé esto: me están llamando hasta del Japón", explicó Enrico Hess, el empresario de 34 años, quien confiesa que la idea ni siquiera fue suya, sino de un cliente. "Me habló de ampliar algo que forma parte de nuestra costumbre aquí, en el este alemán, el FKK -Freie Körper Kultur, (Cultura del Cuerpo Libre)- combinándolo con lo que nos parecía una laguna en la oferta turística actual: los vuelos para nudistas", explicó.

Un anuncio mínimo en su página de internet -www.ossiurlaub.de- desató una avalancha de pedidos para lo que iba a ser un vuelo inaugural, el 5 de julio, a Usedom. El nudismo es práctica extendida en todo el este alemán, desde tiempos de la Alemania comunista, y en muchas playas o lagos no hay siquiera áreas reservadas a éstos, sino libre convivencia entre nudistas y los llamados "textiles". La diferencia del "Ossiurlaub" es que el placer empieza en el propio viaje.

La liberación lleva previa alguna incomodidad. La tarea de desnudarse tiene lugar en la propia cabina del avión, puesto que no está permitido el nudismo en las terminales de los aeropuertos alemanes.

Hess afirmó tener asegurado el pleno control higiénico: "Nadie debe temer consecuencias por sentarse en un asiento previamente utilizado por otro cuerpo desnudo, habrá un folio protector de un solo uso en cada plaza".

Parte de la base de que no habrá actitudes confusas -los practicantes del FKK son gente discreta y familiar-, aunque obviamente no puede descartar que a un pasajero le toque un perfecto desconocido en el asiento contiguo.

Hess se plantea ampliar la oferta hacia otros destinos asimismo codiciados por los "Ossis" -apodo para los germano-orientales- amantes del nudismo, como el archipiélago balear español. "No, Latinoamérica no entra en mis planes. Viajes tan largos nos enfrentaría a problemas higiénicos o biológicos complejos de resolver", admitió.

Fuente: BERLIN. ESPECIAL

 
volver a portada >  
   
   

© Copyright 2001-2015 Norberto Dupesso. Todos los derechos reservados.